Hacia finales de marzo de 2017, el comienzo de la primavera del hemisferio norte, sentí una repentina necesidad de colores y de hacerlo de forma analógica. Necesitaba pintar. A lo largo de los años había estado coleccionando paletas de acuarela, pero nunca me comprometí seriamente a usarlas. Esta vez fue diferente -tenía que poner el pincel sobre el papel y ponerme en marcha. Y así fue como GardeniaFair inició la era de la acuarela.

He disfrutado de la fotografía desde que era muy joven. Tuve mi primer Kodak Instamatic cuando tenía 10 años. Después de eso, fotografié con el Voigtländer de mi padre de los años 60. A mediados de los 80 conseguí un codiciado nodelo de cámara Nikon FE2 y empecé a sacar fotos en diapositivas, especialmente en el inolvidable film Kodachrome. Me enfoqué en paisajes, naturaleza, vida silvestre y plantas, y un poco de fotografía urbana.   En 2009 cambié a una cámara digital, una  , y de ahí pasé a concentrarme principalmente en paisajes, arquitectura, fotografía callejera y ensayos fotográficos de ambiente. En 2016 tuve el impulso de volver a la fotografía análoga y compré la misma cámara Nikon FE2 que tenía en los 80s. Estoy fotografiando con películas especiales como Revolog  En el momento en que sostuve la cámara, supe exactamente dónde estaba cada botón, cuál presionar para hacer lo que… fue muy reconfortante y gratificante. Este fue el comienzo de una vuelta a la era análoga  En 2017 conseguí una Lomography Instant Camera – para vivir la experiencia análoga con un componente instantáneo.

Sin embargo, después de toda esta experimentación, sentí la necesidad de alejarme más de la tecnología, de las pantallas y las máquinas y de expresarme visualmente utilizando pinturas -específicamente acuarelas. Y así comenzó un nuevo viaje.

La pintura apareció como parte de las clases de arte de la escuela secundaria, y desde entonces siempre he tenido una paleta de colores en la casa. He comprado acuarelas, témperas / gouache y acrílicos para experimentar, y estaba contento con pequeños proyectos aquí y allá. Pero no estaba lista para comprometerme con el medio.  La mayoría de las veces estaba jugando con los colores, ya que mi principal medio de expresión era la fotografía.

Me gusta explorar el medio a través de las texturas, las mezclas de colores y las diferentes experiencias con los papeles. Tengo curiosidad por ver a dónde me lleva el viaje y estoy agradecida por su interés en acompañarme en algunas partes del mismo.

 

 

This post is also available in: enEnglish